sábado, 29 de abril de 2017

Iglesias por países - España


La iglesia de Santa Eulalia está situada en la localidad de Selorio, en el concejo asturiano de Villaviciosa.

Historia

Las primeras indicaciones sobre la existencia del templo datan de 905, cuando aparece incluido en la donación de Alfonso III y Dña. Jimena1
Durante los siguientes siglos no aparece ninguna referencia sobre el templo hasta el siglo XIV, así en el año 1385 aparece en el inventario del obispo de Oviedo Gutierre de Toledo2
La iglesia fue declarada Monumento Histórico Artístico en 1965.

Arquitectura

El templo no conserva ningún tipo de estructura del anterior templo prerrománico. La estructura románica ha sido reformada en diferentes ocasiones por lo que hoy en día los elementos románicos están fundidos con elementos de otras épocas.
La iglesia presenta una nave central subdivida en tres tramos abovedados que finaliza en un ábside semicircular con naves laterales adosadas.




La iglesia de Santa María está situada en la localidad de Villamayor, en el concejo asturiano de Piloña.
Lo que queda hoy en día son los restos de la iglesia perteneciente al convento benedictino que estaba situado en el pueblo y del que hoy no quedan más restos que los de la iglesia.
Actualmente, está considerada como BIC (Bien de Interés Cultural) (fue declarada Monumento histórico-artístico perteneciente al Tesoro Artístico Nacional mediante decreto de 3 de junio de 19311 ).

Convento

El convento se fundó en el siglo X, funcionando hasta el siglo XIV, en que fue disuelto por orden del obispo de OviedoGutierre de Toledo, según se relata por «degenerada y en torpe olvido de su regla de santidad y pureza».
En 1530 el convento se incluyó en el monasterio de San Pelayo de Oviedo.

Iglesia

La iglesia de origen románico, una vez fue disuelto el convento, fue utilizada como cementerio hasta que en 1836, tras la desamortización de Mendizábal, se destinó a cárcel y en 1910 a escuela.
Los restos originales que todavía se conservan, la cabecera y un trozo de la nave mayor, muestran elementos del románico tardío (siglo XII - XIII). El ábside del templo es semicircular con la presencia de cornisa con metopas y canecillos. El interior presenta una nave principal con bóveda de cañón con arquería ciega.
Resultado de imagen de Iglesia de Santa María (Villamayor)





La iglesia de San Miguel Arcángel en la localidad de Trevías, en el concejo de Valdés, (Principado de AsturiasEspaña) data del año 1000.

Historia

En el pórtico, se encuentra una lápida epigráfica de piedra caliza de tono rosado que conmemora la terminación de la iglesia primitiva el “12 de las kalendas de abril Era 38”, que corresponde al 21 de marzo de 1000, y que traducida, dice así:
“Bajo el auxilio de Dios, este es el templo que fue edificado por el siervo de Dios Gundemaro y Mumadomna y se echaron los cimientos (el monasterio) que será edificado con la Iglesia (San Miguel Arcángel), y en este altar se guardan las reliquias, trozo de cruz del Seños San Salvador, de Pedro y Pablo, Santo Tomás Apóstol, San Mateo, Santa Marina, San Pelayo y San Miguel. Exactamente fue terminada esta iglesia el doce antes de las Kalendas de abril de la era treinta y ocho. Quienquiera que en este lugar orare por otros, si se acuerda de nosotros, también asegura (en nosotros) un protector en la otra vida”.
Así es que en el año mil de nuestra era se funda el Monasterio de San Miguel de Trevías por el conde Gundemaro Pinióliz y su esposa la condesa Mumadomna. Fue un monasterio de monjas que seguían las reglas de San Benito. Nada se conserva de aquella época, excepto la lápida.
En el año 1144, el rey Alfonso VII de León y Castilla dona el Monasterio a Aldonza Fernándiz y a su sobrina Urraca Bermúdez, y a su muerte, al monasterio de San Vicente de Oviedo.
Estos monasterios medievales eran el embrión de núcleos humanos que paulatinamente se formaban e iban creciendo, como es el caso de Trevías, o Treves, como empezó llamándose.

Descripción

Hoy en día la Iglesia se compone de una nave rectangular con pórtico de entrada, donde está la piedra rosada, una nave central con dos naves laterales y un ábside, donde está el altar mayor. La iglesia estaba muy deteriorada hasta que un cura más que polémico, pero con espíritu práctico y gran trabajador, organizó y llevó a efecto su restauración total a mediados de los 60, dejándola tal y como hoy la vemos. Tiene tres retablos de cierto valor artístico. En el altar mayor, el Arcángel San Miguel. Es de estilo barroco y data de 1749. A su derecha, está San Blas y a la derecha, Santa Lucía. Y un poco más abajo, están San Antonio y San Roque. En la parte más alta del retablo, se encuentra en una pequeña hornacina la Virgen de la O y es una talla policromada de estilo románico. Es creencia fundada de que detrás del retablo hay una gran imagen de San Miguel Arcángel. En la nave lateral derecha, y también en estilo barroco, otro retablo que data de 1766. Y en el centro, un Cristo crucificado obra de un vecino de San Feliz en 1788. A ambos lados de él, las imágenes de La Dolorosa y la Virgen del Carmen. En la nave izquierda, otro retablo del mismo estilo, construido en 1738, y que aloja una hornacina con la imagen de la Virgen del Rosario.
En el exterior y frente al pórtico, se halla un gran crucero de piedra construido en 1786 y circundando la iglesia, un vía crucis de piedra con las quince estaciones.
El actual campanario, reloj incluido, no puede ser menos agraciado desde el punto de vista arquitectónico pero el párroco Don Antonio Couso, quien bautizó a tres generaciones, hacia el año 1928 se empeñó en poner un reloj al antiguo campanario para que así todos sus “felegreses” pudieran ver y escuchar la hora. El antiguo campanario, de aspecto románico, tenía tres cuerpos; el inferior, con una ventana en forma de ojo de buey para dar luz al interior del templo, el medio con un espacio donde se albergaban las campanas, y el superior con un simple arco de medio punto de clara inspiración románica, y donde pudieron haberse instalado el reloj. Pero el párroco consideró que el reloj se vería poco en ese espacio intermedio y encargó un proyecto para derribar el antiguo campanario y construir uno nuevo en el cual el reloj brillara con todo su esplendor. El cura consiguió de la curia de Oviedo el permiso para llevar a efecto el proyectado campanario y ,a pesar de la polémica popular y de la oposición de los arquitectos de Oviedo frente a los de Luarca, el proyecto de llevó a efecto. Así en 1929 se desmontaron los sillares del antiguo campanario con forma de espadaña hasta llegar a su aspecto actual.

Culto

La iglesia de San Miguel Arcángel es un templo religioso de culto católico y bajo la advocación del Arcángel San Miguel.

Resultado de imagen de Iglesia de San Miguel Arcángel (Trevías)





La iglesia de San Miguel de Villardeveyo es una iglesia parroquial, fundada en el siglo IX o X, situada en la población de Veyo, parroquia de Villardeveyo, en el concejo asturiano de LlaneraEspaña. La iglesia conserva una celosía, situada en su cabecera, de la época de su fundación.

Patrimonio cultural

La iglesia, junto con la cercana casa rectoral, es un inmueble integrado en el Patrimonio Cultural del concejo de Llanera, dentro del apartado de patrimonio arquitectónico. También está incluida en el Inventario de Patrimonio Arquitectónico de Asturias.
Junto a la iglesia, al otro lado de la carretera que une Veyo con Villabona se halla un notable ejemplar de tejo, de alto valor paisajístico y cultural. El tejo, en buen estado finosanitario y sin daños aparentes, forma parte del patrimonio natural del concejo de Llanera.

Historia

Su fundación se atribuye a Alfonso III en la versión del Obispo Pelayo, del siglo XII, del Cronicón del Obispo Sampiro de Astorga:1
Alfonso III hizo también abundantes castillos y muchas iglesias, como aquí debajo está escrito: en el territorio legionense, Luna, Gordón y Alba. En Asturias Tudela y Gauzón. Dentro de Oviedo, el castillo y el palacio que está junto a él, y los palacios que están en el valle Boides, en Gijón. En Contrueces, la iglesia de Santa María y los palacios. En Veyo, la iglesia de San Miguel.
Obispo Pelayo-Cronicón del Obispo Sampiro de Astorga
En el Libro de los Testamentos, documento del 8 de agosto de 921, Ordoño II, dona a la iglesia de Oviedo una "villam que dicitur Vellio cum ecclesiis Sancti Michaelis", con lo que la iglesia es anterior a esa fecha, confirmando lo anteriormente dicho.2
Bernardo Alonso Ablanedo, considerado el primer cronista de Llanera,3 en su Descripción del concejo de Llanera, de 1804, para el Diccionario geográfico-histórico de Asturias, de Francisco Martínez Marina, la describe como de tres naves chicas, fundada la de su medio sobre arcos con una altura aproximada de doce pies castellanos. También apunta que "denota ser obra gótica" y señala que no era de bastante capacidad para su vecindario, aunque lo habría sido cuando se erigió. Afirmaciones que más tarde recogió el propio Martínez Marina.
Canella4 y Quadrado5 la describen ya en ruinas:
Del siglo IX era la construcción del templo parroquial de San Miguel de Villardeveyo, destruido por el tiempo para lamentar la pérdida de una construcción gótico-romana anterior á la bizantina, ante cuyos ruinosos restos se complacieron CavedaQuadrado y otros, que la alcanzaron en pié antes que en su perimetro se levantase nueva iglesia, borrando todo vestigio de la antigua.
Fermín Canella-Asturias
A media distancia entre Oviedo y Gijón la hundida iglesia de Villardoveyo presenta rasgos de aquella arquitectura romano-goda anterior á la bizantina, conservada en Asturias durante los tres siglos primeros de la monarquía de Pelayo;
José María Quadrado-Recuerdos y bellezas de España: Asturias y León
Fue totalmente reconstruida en 1884, conservando una celosía labrada en piedra caliza blanca de una sola pieza, de dos arcos sobre columnillas en su parte inferior y rosetón en la parte superior. La celosía está situada en lo alto del muro testero.
El rosetón es muy similar a los existentes en la fachada oeste de San Miguel de Lillo y en la fachada meridional de San Martín de Argüelles, de filiación ramirense.
La iglesia sufrió los avatares de la Guerra Civil, siendo nuevamente modificada.

Descripción

En la actualidad, el templo, de dos naves, tiene planta rectangular, pórtico lateral, cabecera cuadrada y torre campanario a los pies.
La torre tiene planta cuadrada y se encuentra rematada en chapitel y abierta en el bajo con tres arcos de medio punto.
Adosado a la fachada sur se encuentra el pórtico, que apoya sobre pies de madera. La sacristía se encuentra adosada a la cabecera.
La nave principal es más alta y más ancha que la otra, que se localiza en su lado norte.

Iglesia de Veyo.jpg


Iglesias por países - España


La iglesia de San Bartolomé es una iglesia situada en GavínHuesca (España), en el término municipal de Biescas.
Dedicada a San Bartolomé, fue construida en el siglo X u XI en estilo mozárabe o románico según las distintas dataciones e interpretaciones propuestas. Pertenece al grupo de iglesias del Serrablo, por encontrarse en dicha comarca histórica, que adoptan un estilo homogéneo caracterizado por no poseer elementos escultóricos, nave única rematada en ábside semicircular o testero plano, arcos de herradura, frisos de baquetones fundamentalmente en ábsides, y rehundidos formando alfices para enmarcar vanos, entre sus principales características.
Ventana con arco de herradura de la parte inferior de la torre.
La iglesia posee una sola nave, de testero recto, probablemente de tradición visigótica, con una torre adosada en su flanco meridional. Perteneció a una población de la que actualmente queda este monumento como único vestigio.
El único elemento original es la torre, pues los muros de la iglesia y su cubierta son producto de una restauración actual a partir de los restos de la planta.
Entre la torre y la nave existe un acceso abovedado con puerta rematada en arco de herradura, que podría ser visigótico, mozárabe o de influencia islámica.
La torre está formada por dos tramos, que podrían proceder de distintas fases constructivas. El primero está decorado a dos tercios de la altura total por dos rosetas enmarcadas por molduras formando sendos espacios rectangulares. El tramo superior, posiblemente un recrecimiento de otra época (a juzgar por el distinto color y tamaño del sillarejo), presenta un vano con ventanas separadas por dos columnas rematadas en tres arcos de herradura. El final de la torre está decorado por un friso de baquetas, típico de la arquitectura del grupo de iglesias del Serrablo, especialmente de las que más de cerca siguen el modelo que se considera referente, San Pedro de Lárrede.

Iglesia de San Bartolomé, Gavín, Huesca, España, 2015-01-07, DD 04.JPG










La Iglesia de San Salvador de Deva se encuentra situada en el municipio de Gijón y, al igual que muchas otras de la zona, fue destruida durante la Guerra Civil en 1936; apenas conserva restos románicos, entre los que destacan los restos de una arquería, dos capiteles y una inscripción anterior, prerrománica. Esta iglesia estaba vinculada al antiguo monasterio de San Salvador de Deva, de finales del siglo X o principios del XI. 

La arquería está formada por arcos de medio puntos apoyados sobre pilares de cantería y con impostas similares, que sobresalen ligeramente de los pilares, sencillas y apenas adornadas por dos líneas que posiblemente son posteriores; los arcos muestran unidas sus dos primeras dovelas. Se encontraron también los restos de dos capiteles decorados con motivos vegetales muy simples; se encontraban en una capilla del cementerio, de donde fueron robados.

La inscripción se encuentra situada sobre el dintel de la puerta lateral. Cuando se encontró estaba rota en varios trozos, algunos de los cuales no se pudo recuperar; quedan cinco trozos, que además se colocaron erroneamente durante la reconstrucción de la iglesia, ya que una cruz con alfa y omega colgando dividía la lápida en cuadrantes. Mide 153x53 cm. La transcripción de la inscripción dice En nombre del Señor Jesucristo, por amor del cual la reina Velasquita, hija de Ramiro, edificó el templo del Señor Salvador. Aquí se guardan las reliquias, para que ella reciba premio digno en el seno de los santos, viva aquí feliz y consagrada y consigan el reino de Dios. Amén. Con lo cual se consagro este templo. Autores como Vigil la datan en 1006, según el testamento de doña Velasquita, mientras que otros en 962.
 


Fotografías de Iglesia de San Salvador de Deva

San Salvador de Deva I
San Salvador de Deva I
San Salvador de Deva II
San Salvador de Deva II
San Salvador de Deva III
San Salvador de Deva III
San Salvador de Deva IV
San Salvador de Deva IV
San Salvador de Deva V
San Salvador de Deva V
San Salvador de Deva VI
San Salvador de Deva VI

Iglesias por países - España


La iglesia de Santa María es un templo católico ubicado en la localidad de Wambaprovincia de ValladolidCastilla y LeónEspaña.
La iglesia es románica, del siglo XII, aunque tiene un cabecero mozárabe del siglo X. Está formada por tres naves y las capillas de Doña Urraca y del Osario, que recibe este nombre porque está decorada con cráneos y huesos humanos.

Historia

Fundación

Pilastra visigoda depositada en el Museo de Valladolid procedente de Wamba, resto de la primitiva iglesia visigoda de la localidad.
En el lugar de la actual iglesia pudo existir una anterior, visigoda, a juzgar por algún resto decorativo conservado en el Museo de Valladolid.2 Parece probable que durante la repoblación de esta zona se reconstruyera la iglesia allí existente desde los tiempos de Recesvinto. Por sus características, debió ser la primera iglesia mozárabe de la zona y posiblemente, a diferencia de otros lugares próximos, como San Cebrián de Mazote, Wamba fuera repoblada por gentes que provenían del norte, ya que se trata de un edificio mucho más próximo a las influencias visigodas y asturianas que a las que pudieran aportar los cristianos que provenían de al-Ándalus.
Los documentos existentes ofrecen poca seguridad sobre el origen de la iglesia. Frunimii, obispo de León hasta 928, en que dimite del cargo, parece ser el mismo Frunimius que funda el monasterio de Santa María de Wamba y que desde 928 hasta 948 se llama obispo de Wamba. Este Frunimius gobierna el monasterio con la ayuda del diácono Nuño, quien le sucede y aparece como abad en los años 945 y 951.3 Por las características estilísticas, la datación del templo alrededor de 928 es perfectamente plausible.2
El conjunto, asentado sobre otra iglesia anterior,4 está formado por un pequeño monasterio y una iglesia de repoblación muy compartimentada, con traza de influencia astur5 y planta en forma de cruz inscrita en un cuadrilátero.6

Siglos XII y XIII

Exterior de Santa María de Wamba.
Desde la mitad del siglo X hasta el XII, el monasterio desaparece de la documentación, parece que por una rápida decadencia de la abadía. Sólo reaparece en el siglo XII, cuando la infanta Sancha de Castilla, hermana de Alfonso VII, el 10 de junio de 1140, dona el monasterio y sus posesiones a la orden de San Juan de Jerusalén.7
En el siglo XII, la orden de San Juan funda en el lugar un hospital de peregrinos. En esa época, construye el claustro, rodeándolo con algunas edificaciones, y levanta el campanario sobre el crucero del templo.5
En el siglo XIII se reforma la nave, conservando la cabecera y el transepto del antiguo templo y creando una esbelta sala tardorrománica a los pies de la iglesia, integrada perfectamente con el espacio prerrománico.5

Siglos XIII al XVIII

Del siglo XIII al XVIII el monasterio va creciendo. En el siglo XVIII, la transformación de la Orden de San Juan de Jerusalén en la de Orden de Malta, incrementa la pujanza de la Encomienda de Wamba. Se adosan al sur de la iglesia un atrio y una sacristía, se abren nuevos ventanales, dotados de vitrales, y se instala un coro alto a los pies del templo.5

Siglos XIX y XX

Santa María de Wamba - Exterior de la cabecera.
Con la exclaustración del siglo XIX el monasterio se deteriora rápidamente. Sólo la iglesia, al mantener el culto, logra conservar su integridad, pero el deterioro le afecta también, con abundantes humedades. En este periodo se entarima el suelo y se ciegan los ventanales.5 A mediados del siglo todavía existía adosado al templo el palacio residencia de los administradores de la orden de San Juan.8
Durante el siglo XX se llevan a cabo diversas actuaciones de consolidación y restauración: refuerzo de los pilares que soportan las entradas a los ábsides, cimentación del crucero, limpieza y restauración de la portada occidental, sustitución del campanario por otro más ligero y renovación de las cubiertas, excepto la de la sacristía.5

Restauración

La última intervención en el conjunto, iglesia y monasterio, es una tarea interdisciplinar, con un cuidadoso estudio histórico, arqueológico y arquitectónico previo, que posibilita la restauración y adecuación del conjunto entre 1988 y 1991.9
  • En la iglesia, se consolidan los pilares, se rebaja el suelo hasta los niveles prerrománico y románico y se repone el pavimento, se elimina el techo de escayola y se rehace la cubierta de la sacristía, se consolida la bóveda de la sala adosada al norte del transepto, se coloca una nueva cubierta en el atrio y se restaura el patrimonio mueble y la decoración mural.
  • En el monasterio, se restaura y se rehace el claustro con elementos modernos que se integran en el conjunto: se restaura el ala oeste, con una nueva cubierta y adecuando el osario, y se edifica un pabellón en el ala este, para preservar los hallazgos arqueológicos y los cimientos originales.

Descripción

Estructura

Planta.
Se trata de una iglesia de tres naves, la central más ancha y más alta, con tres tramos, crucero y tres ábsides cuadrados, inscrita en un rectángulo.10 Adosadas al lado del Evangelio hay dos salas, de las cuales la situada a los pies corresponde al baptisterio. Adosadas al lado de la Epístola están la sacristía y el atrio.
En su construcción se observan varios tipos de fábrica: la parte tardorrománica está compuesta de hiladas de sillares, mientras que la parte prerrománica está construida con ladrillos y mampostería de piedra.11

Cabecera

Santa María de Wamba - Pintura mural en el ábside central.
De la iglesia mozárabe sólo se conserva la cabecera triple, el primer tramo de las naves y el muro norte completo, mientras que el resto fue sustituido y ampliado a finales del siglo XII, en que Santa María de Wamba pasó a depender de los Caballeros Hospitalarios de la Orden de San Juan de Jerusalén.
Su forma era la de un rectángulo de 18 metros de largo por 12 de ancho, dividido en nueve zonas mediante arcos de herradura sobre pilares, al que se adosa una cabecera, de la misma anchura que el resto de la iglesia, formada por tres ábsides rectangulares, sobresaliendo en el testero el central, que es de mayor tamaño que los laterales. A diferencia de San Cebrián de Mazote, la forma interior de los tres ábsides es rectangular.
Los tres ábsides y el transepto, de época prerrománica, se comunican mediante arcos de herradura empotrados directamente en los muros. Están cubiertos con bóvedas de cañón en sección de arco de herradura, que siguen el eje de las naves, con bóvedas más elevadas en el crucero y en el ábside central.12 El ábside central y el crucero tienen una planta cuadrada de 11 pies mozárabes (1 pie = 0,33 m), con muros de 2 pies de espesor. Los ábsides laterales y los extremos del transepto son rectángulos de 11 x 11/√2 pies.13
Las tres capillas están construidas con ladrillo, sillar irregular y mampuesto. En cada una se abre un arco de medio punto y abocinado, realizado en ladrillo.14
La capilla mayor contiene restos de pintura mural del siglo X, de estilo mozárabe.14 Se trata de una composición en cuadrícula, enmarcada por una decoración en rombos, donde en cada cuadrado se inscribe un círculo, que contiene temas geométricos o cuadrúpedos. Es una composición típica del arte visigodo, de origen oriental, que imita los paños orientales que se colgaban en los muros, decorados con una riquísima iconografía. Este mural indica una tendencia anicónica, que evita representaciones figuradas de la divinidad, propia de ciertos ambientes de la élite monástica de la época.15

Naves

Santa María de Wamba - Interior.
Las tres naves, de época tardorrománica, son de tres tramos.16 Se separan por arcos formerosapuntados, sustentados por pilares de sección rectangular, con las esquinas achaflanadas y decorados con botones estriados. Los pilares presentan restos de policromía, predominando los tonos ocres y rojos. Cada pilar lleva dos columnas adosadas casi exentas.10 Los capiteles de estas columnas se decoran con temas vegetales, animalísticos e historiados.17
Las naves se cubren con una techumbre de madera, que descansa directamente sobre ménsulas sencillas. A los pies del edificio existió un coro, eliminado posteriormente.10
En los muros de las naves se abren huecos de medio punto y abocinados, uno en el lado norte y cuatro en el sur.14

Baptisterio

La parte de la iglesia reconstruida por los Caballeros Hospitalarios en el siglo XII es de estilo cisterciense. En su muro del evangelio se abre una puerta, que da acceso al baptisterio. Es una antigua capilla, cubierta por bóveda de crucería del siglo XIII, que se apoya sobre ménsulas.14

Capilla de Doña Urraca

Santa María de Wamba - Capilla de Doña Urraca.
La sala contigua al baptisterio, de época posterior, se conoce como capilla de Doña Urraca. Esta estancia, que formaba parte ya del claustro, se comunica con el transepto por su parte norte y antes pudo ser la sacristía. Está cubierta con bóveda de arista, sustentada por un pilar central bastante deteriorado, y contiene varias pinturas y esculturas de diferentes periodos.14 16
En la iglesia de Santa María fue sepultada la reina Urraca de Portugal, esposa del rey Fernando II de León y madre del rey Alfonso IX de León, que había ingresado como freira en la Orden de San Juan de Jerusalén.18 En la llamada capilla de la Reina se halla colocado un epitafio, posterior a la defunción de la reina Urraca de Portugal, en el que se relata que dicha reina, hija de Alfonso I de Portugal y de su esposa Mafalda de Saboya, recibió sepultura en dicha iglesia.19

Fachadas

Santa María de Wamba - Portada románica.
Fachada norte del templo y ala lateral del antiguo claustro, donde se encuentra el osario. Se aprecia también la torre campanario.
Osario con esqueletos desde el siglo XIII al XVIII.
La fachada occidental, a los pies del templo, presenta un lienzo cuadrangular de sillería, con un remate donde se ven las cubiertas de las tres naves. En el centro se abre una portada formada por un tímpano y tres arcos de medio punto, abocinados, con arquivoltas decoradas con motivos geométricos y la intermedia polilobulada. Surgen de seis columnas de fuste cilíndrico con capiteles y todo está protegido por un guardapolvo con pequeñas incisiones en forma de lóbulos. Por encima, protegiendo el ingreso, un vuelo con tejas soportado por once canecillos. Más arriba, un óculo centrado en un rebaje cuadrado de la fachada.
Esta fachada presenta una rica escultura monumental en la portada y en los canecillos del voladizo superior. En la portada, presentan decoración escultórica los capiteles, con motivos vegetales y temas animalísticos (dos salamandras enroscadas, dos pavos afrontados bebiendo una copa de vino). En la parte superior de la apertura, dos ménsulas, que ejercen de dintel para soportar el tímpano, representan dos caras barbudas mordiéndose la punta de la barba. En el tímpano, una faja de florones de ocho pétalos con perlitas en los nervios siguiendo la arquivolta, otros de once pétalos con los nervios resaltados, decorando, dos y dos, el resto del tímpano, y un escudo circular con una flor de cuatro pétalos en forma de cruz, en el centro, en la parte superior. El tímpano lleva la inscripción ERA MCCXXXIII (año 1195).16 Los canecillos representan cabezas de animales y personas sacando la lengua en actitud burlesca.17
Esta portada principal fue tapiada, utilizándose como ingreso al templo la puerta bajo el atrio, hasta que en una de las restauraciones del siglo XX se restaura y se vuelve a abrir.5
En la fachada norte, donde antes se encontraba el claustro, hay una puerta sencilla, de medio punto, con dovelas e imposta.
En el exterior, la cabecera este muestra que el ábside central es más alto y más largo que los laterales. Dicha cabecera va recorrida por una cornisa con canecillos sin decoración.20
La fachada sur, toda de sillares, presenta una puerta sencilla, apuntada con dovelas.16 Está cubierta por un pórtico de época posterior, sostenido por columnas muy sencillas. La cubierta se instaló en la última restauración. Al lado del pórtico, a la altura del crucero, hay una estancia de época posterior, que hace las veces de sacristía.20

Torre

Sobre el crucero se levanta la torre campanario. Tiene planta cuadrada, con un cuerpo, ventanas dobles en cada frente, donde se ubican las campanas, y cubierta piramidal.20 Se accede a ella por una escalera situada en el interior de la nave, lado del evangelio, que llega a un ándito, situado en el lado de la epístola, por el cual se comunica con el campanario.21

Osario

Santa María de Wamba - Interior del osario.
Al norte de la iglesia, en el lugar donde estuvo el claustro del monasterio, se halla un gran patio. A él se abren varias dependencias, como el baptisterio, la capilla de Doña Urraca y el osario.16 En el osario se conservan más de 3000 calaveras de monjes, parte de los esqueletos depositados a lo largo de los siglos XIII al XVIII. En una de sus paredes se puede leer el siguiente epitafio:
Como te ves, yo me ví. Como me ves, te verás. Todo acaba en esto aquí. Piénsalo y no pecarás.







 Wamba.JPG

Fundación Joaquín Díaz - Iglesia de Santa María - Wamba (Valladolid) (7).jpg

Iglesia de wamba.jpg











La iglesia de San Claudio de Olivares, es un templo románico, ubicado en la ciudad de Zamora (España) en el barrio de Olivares. Algunos historiadores la consideran como la más antigua subsistente de las románicas de la ciudad. Es también conocido porque en él recibe culto el Cristo del Amparo, crucificado que la noche del Miércoles Santo es sacado en procesión por la Hermandad de la Penitencia.
Actualmente, está considerada como BIC (Bien de Interés Cultural) (fue declarada Monumento histórico-artístico perteneciente al Tesoro Artístico Nacional mediante decreto de 3 de junio de 19311 ).

Orígenes

Poco se sabe sobre el origen e historia de esta iglesia, la primera referencia documentada que la menciona data del 1176. Algunos autores, como Antón Rapino, la considera como la iglesia románica superviviente más antigua de la capital zamorana, ya que a su juicio una buena parte de sus elementos decorativos estarían emparentados con la zona sur de Francia, debido a la gran número de francos que acompañaron a Raimundo de Borgoña, yerno de Alfonso VI y uno de los principales repobladores de Zamora y sus pueblas. Este autor, indica como posible intervalo de su fábrica el situado entre el 1100 y el 1109, coincidente con el posible ensanche de la ciudad, de repoblaciones e inmigraciones tras haber sido asegurada la frontera a la altura del río Tajo.2

Planta

Planta de la Iglesia de San Claudio de Olivares.
Iglesia de reducidas dimensiones, formada por una única nave irregular con tramo recto presbiterial y un ábside ultrasemicircular.3
Inicialmente estuvo abovedada, pero al estar su muro sur cercano al río Duero, sus crecidas dieron con él en el suelo, que finalmente ha sido sustituida por armadura de madera. Dicho muro, igual que el de los pies, ha sido rehecho y reforzado varias veces, en una de ellas se prescindió de la portada que en él había.2
En 1910 recibió una notable reparación, al habér sido rehechos los muros occidental y meridional y las bóvedas de la capilla mayor. Esta obra, llevada a cabo por el contratista Francisco Nieto Martín, según proyecto de Joaquín de Vargas y Aguirre supuso también que se levantara también sobre el muro de poniente una espadaña de ladrillo y se cubriera la nave con una sencilla armadura.3 Medio siglo después de haber sido declarada monumento nacional, se restauró concienzudamente en su totalidad, eliminándo postizos y cales que la afeaban, devolviendo al muro norte su altura original, rebajando el terreno que la circunda medio ocultándola y urbanizando el entorno con esmero.
San Claudio de Olivares.JPG
Zamora San Claudio de Olivares interior.jpg